“La educación es el punto en el que decidimos si amamos el mundo lo bastante como para asumir una responsabilidad por él y así salvarlo de la ruina que, de no ser por la renovación y la llegada de los jóvenes, sería inevitable. Mediante la educación decidimos si amamos a nuestros hijos lo bastante como para no arrojarlos de nuestro mundo y librarlos a sus propios recursos, ni quitarles de las manos la oportunidad de emprender algo nuevo, algo que nosotros no imaginamos, lo bastante como para prepararlos con tiempo para la tarea de renovar un mundo común” 

                                                          (Hannah Arendt)

En este día del trabajador y la trabajadora, no podemos dejar de manifestarnos. Hoy lo hacemos a través de la reflexión. Porque ser trabajador y ser trabajadora en el mundo actual conlleva múltiples desafíos, sobre todo en esta sociedad que, en pleno siglo XXI, nos sigue enfrentando a la desigualdad, a las contradicciones, al hambre y a la injusticia.

Ser trabajador y ser trabajadora es, ante todo, un acto de servicio. Y, en un espacio como el Colegio San Leonardo, ese servicio se transforma, además, en un acto de reflexión constante y de agradecimiento: a nuestras compañeras y compañeros, a las familias, a nuestras y nuestros estudiantes, pues cada integrante de esta comunidad educativa deposita su confianza en nosotros y nosotras, independiente de la función que estemos cumpliendo.

Quienes trabajamos en el Colegio San Leonardo somos —independiente de nuestro cargo— educadores y, a la vez, aprendices: damos lo mejor de nosotras y nosotros para lograr que este proyecto educativo avance, para formar a las ciudadanas y ciudadanos del Chile del siglo XXI y aprendemos de cada persona que forma parte de esta comunidad: sin duda, este espacio educativo nos desafía constantemente.

En este día en que se conmemora a cada trabajador y cada trabajadora alrededor del mundo, no podemos sino agradecer la posibilidad de desarrollarnos en un espacio como nuestro Colegio. Valoramos cada instancia de cuidado que hay al interior de esta comunidad: desde las familias, desde nuestros compañeros y compañeras de trabajo, desde cada estudiante: cada gesto de amor presente en quienes forman parte de este espacio, nos configura y nos fortalece, no solo como trabajadoras y trabajadores, sino también como personas.

En un mundo en constante cambio, en una sociedad que nos presenta desafíos, nos remece y nos hace cuestionarnos, queremos poner nuestras manos, nuestro conocimiento y nuestras ideas al servicio de una comunidad que nos cuida, nos acoge y nos hace sentir valoradas y valorados.

Av. Central Gonzalo Perez Llona 60, Maipú.
Colegio San Leonardo © 2022
Open chat